En el marco de las paritarias salariales, el Ejecutivo continuó con las negociaciones. En esta ocasión fue el turno del sector de la sanidad.

Del encuentro participaron los ministros de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aiganasse; de Salud, Rossana Chahla; y de Economía, Eduardo Garvich. Mientras que desde los gremios estuvieron: Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (Atsa); Sindicato Unico de Médicos Argentinos (SUMAR); Asociación de Médicos Empleados (AME);  y Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la Salud (SITAS). 

René Ramírez titular de Atsa, contó que plantearon la estabilidad laboral de los trabajadores reemplazante y con cobertura de cargo. “Hay muchos que exponen su vida y la salud de su familia. El Gobierno tiene que reconocer el esfuerzo y garantizar que estos compañeros continúen trabajando: están capacitados salvaron muchas vidas y siguen en la trinchera. Hay un compromiso de los ministros”, detalló.

Desde lo económico, Ramírez dijo que el Gobierno propone el blanqueo de las cifras en negro. “Planteamos la actualización de la libres disponibilidades que están atrasadas. El sistema de salud necesita un reconocimiento por eso solicitamos un poco más”, agregó. 

Por su parte, Noemi Díaz de SUMAR indicó que «nosotros pretendemos que cada trabajador de la salud gane para lo que fue capacitado y desde los distintos ministerios se comprometieron a estudiar nuestro petitorio (será entregado mañana) y evaluarlo. En él pedimos la recomposición salarial, el item de insalubridad, incremento en otros ítems como ‘recupero de costos’ y capacitación».

El secretario general de AME Luis Allori, manifestó que «estamos convencidos de que debemos hacer todos los esfuerzos para mejorar el salario a quienes representamos que es al nivel A del Siprosa, que son los médicos, que han sido los que mayor esfuerzo pusieron en esta pandemia, que más han sufrido, un sector heróico que sería lógico que ahora se ponga un poco de énfasis en lo que es mejorar monetariamente a este sector». 

Por su parte José Gervan, secretario adjunto, agregó que «el médico tiene que tener una reivindicación salarial justa y digna para seguir trabajando con mucho entusiasmo, más ahora que se espera una segunda ola de Covid-19 en la que vamos a volver a poner el hombro». 

Finalmente, por parte desde SITAS,  Adriana Bueno, se mostró disconforme con la primera impresión y afirmó que «llevarán la propuesta a las bases para que sea analizada y determinar en asamblea que medidas se toman».