La Unidad de Investigaciones Criminales y Delitos Complejos de Concepción lleva adelante una ardua investigación por una serie de denuncias contra una mujer que se hacía pasar por interventora del Instituto Provincial de la Vivienda para estafar a familias. Como resultado de un allanamiento realizado este miércoles, se secuestraron numerosas pruebas.

“Una mujer de la ciudad de Concepción se hacía pasar por gestora del IPV y les pedía a las familias un primer pago de al menos $20.000 y, en algunos casos, llegó a pedirles más dinero, prometiéndoles la entrega de viviendas en un barrio de la ciudad”, informó el Oficial Principal Luis Ferreira, Tercer Jefe de la unidad especial a cargo del Oficial Principal Cristian Dadín.

Las estafas cometidas sistemáticamente habrían comenzado en 2018, pero recién en noviembre del 2020 cinco personas denunciaron en la justicia lo ocurrido e inició la investigación. Tras meses de recabar información, la Unidad Fiscal de Decisión Temprana ordenó que se allane la vivienda de la sospechosa con el objetivo de buscar evidencias sobre lo ocurrido y cualquier elemento relacionado a la causa.

Cerca de las 11 de este miércoles, efectivos de la unidad especial dieron cumplimiento a la medida judicial y lograron secuestrar un teléfono celular, notas a nombre de las víctimas dirigidas a la falsa interventora y, además, 48 notas más y recibos de diferentes personas. “Tras ese resultado, se solicitaron nuevas medidas a la justicia y estamos a la espera de la decisión de la unidad fiscal para avanzar en la causa”, cerró Ferreira.