Foto de Archivo.

Mediante un juicio abreviado, se condenó a un hombre que acosaba a una trabajadora de la Salud a seis meses de prisión condicional. El hecho se conoció en noviembre de 2020, cuando M., aterrada por el final que había tenido Paola Tacacho días atrás, llevó a la Justicia a un paciente que la hostigaba.

A lo largo del año, la profesional había preferido no responder a los mensajes que recibía del acusado por cuestiones ajenas a su trabajo. Todo cambió a fines de octubre: el día 28 recibió un mensaje en el que este hombre le decía que la amaba y que la mataría; luego, el 30, ocurrió el femicidio de Paola a manos de otro acosador: Mauricio Parada Parejas, quien luego se suicidaría.

El caso de M. tuvo otra particularidad: cuando la joven denunció a su hostigador, solicitó una prohibición de acercamiento en el Centro Judicial de Monteros, debido a que en la capital se la habían denegado. A 45 minutos de haber sido notificado sobre la medida cautelar, el acusado se presentó en el consultorio de la denunciante y quedó aprehendido por desobediencia judicial. Más tarde recibiría 30 días de prisión preventiva.

La semana pasada, el fiscal Augusto Zapata, los defensores Carlos José Varela y Juan Colombres Garmendia, y la abogada querellante Dolores Remis llegaron a un acuerdo por el cual el joven acosador reconocía su autoría en los delitos de lesiones leves a la salud mental, amenazas simples y desobediencia judicial. Durante la investigación se había solicitado una peritación psiquiátrica contra el ahora condenado que determinó que se trataba de una persona capaz y que podía ser imputada, pero sí advertía, además, la existencia de una enfermedad mental.

La Justicia resolvió darle la menor de las penas dado que el joven no tenía antecedentes y debido a su problema de salud por el cual venía cumpliendo con un tratamiento ordenado -que deberá continuar-. También se dispuso la prohibición a acercarse a los domicilios de la víctima y que dicha medida sea monitoreada con un dispositivo electrónico. M., además, deberá ser informada sobre la evolución del tratamiento que realiza su acosador.

Fuente: La Gaceta