Efectivos de la Unidad Regional Oeste desalojaron varias fiestas clandestina en Tafí del Valle, siendo la de mayor concurrencia una realizada en zona del Barrio Chanout.

Al llegar al lugar, la policía desalojó la vivienda donde había al menos 350 jóvenes que disfrutaban una noche de fiesta, sin las medidas preventivas dispuestas por la pandemia, y violando los decretos nacionales, provinciales y municipales.

Se secuestraron parlantes con amplificadores, luces, y bebidas alcohólicas varias, los que fueron decomisados y depositados en las instalaciones de Defensa civil de Tafí del Valle.

El Comisario Mayor, Guido Romano, Jefe de la Unidad Regional Oeste, indicó a MONTERIZOS que el desalojo se llevó a cabo con normal tranquilidad. «No se produjeron hechos relevante ya que los concurrentes se retiraron en forma pacífica».