“El estado del 70% de las rutas de Tucumán es entre regular y malo”, dijo hoy el director de Vialidad de la provincia, Ricardo Abad, en medio de la polémica por el accidente de la ruta 307. El miércoles, Gladys Valdez se había salvado de milagro tras caer dos piedras sobre su auto, en momentos en que circulaba por la zona del “Fin del Mundo”, rumbo hacia Tafí del Valle.  

El funcionario local reconoció que la repartición no había podido finalizar a tiempo los trabajos para asegurar la barrera parapeñasco, ubicada en ese punto de la carretera. Según explicó, la pandemia de coronavirus y los contagios habían limitado la estructura del personal el año pasado. “La semana que viene terminaremos esa obra”, expresó en el programa “BUEN DÍA VERANO”.

Abad volvió a afirmar que el 70% de las rutas en la provincia no estaba en condiciones óptimas. “Evidentemente, hay que apuntar a las que tienen más volumen de tránsito; hay que elegir. Pero es difícil con la poca disponibilidad y recursos que tenemos”, añadió.

“La política vial se manejó durante mucho tiempo a partir del impuesto a los combustibles. Todas  las rutas de la Argentina se hicieron a través de este tributo (…) El 6% del impuesto se distribuye entre las 24 organismos provinciales. (Pero) a las Vialidades del país no le alcanza ni siquiera para mantener las estructuras que tienen”, manifestó.

En ese contexto, el funcionario también dijo que el organismo de infraestructura «no tenía capacidad para repavimentar por completa la ruta hacia San Javier». (La Gaceta)