El Ministerio Púbico Fiscal pidió la privación de la libertad para el agresor que ya se encuentra detenido

Un hombre acusado de violencia de género contra su ex pareja permanecerá detenido con prisión preventiva mientras avanza la investigación en su contra.

El Ministerio Público Fiscal tomó intervención en la causa a través de la Unidad de Investigación y Enjuiciamiento de Delitos de Violencia de Género, Intrafamiliar y Delitos Contra la Integridad Sexual del Centro Judicial Monteros, a cargo de la fiscal Eugenia Posse, quien imputó al sujeto por los delitos de Lesiones leves agravadas por el vínculo en contexto de género y amenazas agravadas por el uso de armas.

La víctima había denunciado al agresor por un violento episodio ocurrido el sábado pasado que incluyó golpes y amenazas. Tras la denuncia, la fiscalía interviniente inició una investigación en la que se acreditó las lesiones sufridas por el ataque y se solicitó una orden de allanamiento y detención contra el acusado.

Durante la mañana de hoy, jueves 3 de diciembre, se celebró la audiencia de control de aprehensión y formulación de cargos correspondientes. Allí la doctora Posse, en representación del MPF, requirió la prisión preventiva que fue concedida por el juez penal Marcos Nuñez Campero por espacio de 30 días.

Violenta agresión

El hecho ocurrió el sábado 28 cerca de la medianoche. La víctima llegaba a su domicilio en la ciudad de Monteros cuando su ex concubino salió detrás de unos árboles y comenzó a amenazarla con un palo. En ese momento la mujer salió corriendo hacia dentro de la vivienda pero fue alcanzada por el agresor que le propinó una fuerte golpiza con el objeto. Lo hizo en reiteradas ocasiones cuando la víctima estaba en el suelo en total indefensión, mientras insultaba y amenazaba a ella y a sus hijas.

Fuentes del caso indicaron que la mujer fue atendida por el médico forense que constató las lesiones sufridas durante el ataque y que se encuentran acreditadas en el expediente. Sin embargo el perito solicitó profundizar el exámen con nuevos estudios que se realizarán en los próximos días. Además, un equipo interdisciplinario confeccionó un informe psicofisico en el que se indica que la víctima corre alto riesgo frente a su atacante. En virtud de esto la fiscalía había solicitado las medidas privativas de la libertad que podrán ser prorrogadas conforme al desarrollo de la causa que, según informaron, se encuentra encaminada para su elevación a juicio.