Paciente recuperado en el Hospital Regional de Monteros Gral. Lanadrid

José Miguel Sánchez, fue parte de los pacientes que estuvieron graves en terapia intensiva en el Hospital Regional de Monteros Gral. Lamadrid. El mal funcionamiento de sus pulmones y la pérdida de sangre de los mismos complicaron su caso, pero gracias a la atención de los médicos y enfermeras pudo mejorar y hoy recibe el alta para regresar a su hogar junto a su familia.

Debido al incremento de pacientes infectados con COVID-19, de los cuales varios llegaban en estado crítico, el efector que dirige la doctora María Andrea Piredda reorganizó sus servicios y hoy cuenta con su propia Unidad de Terapia Intensiva. Lo que permitió poder dar respuesta a pacientes que se encontraban en estado delicado.

El médico clínico del hospital de Monteros, Rafael Nieva, contó que hoy tienen el alta tres pacientes y que la sala quedó ocupada con ocho personas más. “Uno de estos pacientes que se va estuvo muy grave y varios días en terapia intensiva y gracias a Dios evolucionó de manera favorable. La cuestión es poder acompañarlos y ayudarlos en el transcurso de su enfermedad”, destacó.

Por último, Sánchez antes de retirarse del hospital agradeció a todos los profesionales: “No sé cómo agradecer lo mucho que se ocuparon de mí y me cuidaron. Ellos exponen su vida por nosotros”.