Los efectivos de la Comisaría 14 de San Miguel de Tucumán detuvieron a un joven de 23 años, acusado y condenado por violencia de género, que circulaba por la zona del Barrio Echeverría sin la tobillera electrónica que debía usar por orden judicial.

El procedimiento, que contó con el apoyo de patrulleros y motoristas del 911, se realizó este martes, cuando los efectivos fueron alertados sobre la presencia del acusado en las calles Necochea y Emilio Castelar.

“Este hombre tenía un pedido de captura porque estaba desobedeciendo una medida judicial al circular sin una tobillera electrónica. Por eso habíamos iniciado un operativo de búsqueda y finalmente fue detenido”, explicó el Jefe de la Comisaría 14, Comisario Principal Ángel Garrido, quien agregó que el joven ya fue sometido a un juicio abreviado y condenado a dos años de prisión en suspenso por lesiones y amenazas contra su esposa.

Cuando fue sorprendido por los uniformados, el acusado intentó huir pero fue atrapado a los pocos metros, en calles Emilio Castelar y Azcuénaga. Luego, fue puesto a disposición de la Fiscalía de Violencia de Género II por la desobediencia judicial.