10 Nov 2020 - 13:08

¿Qué es la normalidad en cuerpos y talles para Monteros?

Talles, tamaños, cuerpos, ropa, marketing y las monterizas. La industria textil y la revolución de los cuerpos aquí.

Fotos gentileza de Juan Robles.

La venta de productos on-line se acrecentaron, puesto que los locales monterizos se adaptaron a la situación de pandemia y la estrategia de venta cambió. Sin embargo, al recorrer las propuestas virtuales, se puede observar que no varía mucho de lo que ofrecen las vidrieras. Hablemos entonces de lo que pasa, hablemos de cuerpos, de talles, de la ausencia de diversidad en ellos. Hablemos, sin pelos en la lengua, sin miedo a la realidad diaria de lo que se ofrece en las tiendas de ropa de Monteros y de tu cuerpo, del suyo, del otro, del mío, de lo nuestro.

¿Qué es un talle en prendas? " Con el objetivo de contribuir a mejorar la calidad de vida, el bienestar y la seguridad de personas y bienes, él IRAM (Instituto Argentino de Normalización y Certificación) desarrolla normas técnicas de manera participativa, transparente y por consenso.  En ese sentido, hacia 1998 se comenzó a trabajar en una serie de normas sobre talles cuyo resultado fue la publicación, entre otras, de la serie IRAM 75300 referidas a la identificación de la indumentaria a través de medidas corporales" es lo que explican desde IRAM.

Y además se detalla "De acuerdo a la serie IRAM 75300, si se trata de una prenda superior, como una remera, la  medida corporal principal que la identifica es el contorno del busto o tórax, según sea para mujer u hombre. Si es una prenda inferior, como un pantalón, la medida corporal principal es la cintura".

"Estas medidas principales se combinan con una  medida secundaria (contorno de cadera, altura, etc.) para completar el talle de la prenda en su totalidad. La combinación de los valores de las medidas principales y secundarias es libre. Esta información se vuelca en un pictograma ya definido, el cual se puede colocar a modo de etiqueta colgante o cosida a la prenda y debe tener un tamaño tal que sea legible y asegure su permanencia hasta tanto llegue a las manos del consumidor".

Pero en la práctica, ¿Qué ocurre?¿ Un talle "M" para mujer, de una marca, realmente es igual a otro talle "M" de otra marca?, toda persona que haya intentado comprar, así sea una sola vez en su vida una prenda, sabe que no; aunque Argentina ya cuenta con Ley nacional de Talles desde 2019, por la cual las fábricas deberían producir indumentarias adaptadas a los cuerpos argentinos.

"Son muy poquitas las fábricas que realizan ropa de diferentes talles. Es muy difícil encontrar, encima más complicado es que esas prendas sean lindas. Los talles grandes se relacionan a estilos 'para señoras' y no hay, por lo tanto, ropa juvenil con diversidad de talles" explica a MONTERIZOS, Gabriela Monasterio, propietaria de Romelia Indumentaria, desde donde se propone, en el rubro de vestimenta para mujeres: ropa en un abanico de talles.

¿Ropa para todos los talles o ropa para todos los cuerpos?

Gabriela inició la venta de ropa para adolescentes, jóvenes y adultas hace dos años y su motivación no cambió "siempre escuchaba a mis amigas, a chicas en generar que se quejaban por los talles, 'no hay ropa para mi' me decían, ¿Cómo puede ser qué no haya en ningún lugar algo lindo, algo juvenil. Si son talles grandes son con unos volados anticuados, con brillos más anticuados aún, ropa que una joven o una adolescente no quiere usar, una chica quiere lucir prendas a la moda, y tiene el derecho a hacerlo".

Es el derecho de usar una prenda, de poder ir a un local o ver on-line y que haya para cualquier cuerpo. La ropa no es para los talles, la ropa es para los cuerpos, los cuerpos no son un mero talle, aunque la realidad con la que se encuentra Gabriela es una gran pared "Las fábricas no producen diversidad de talles. Solo conseguí 3 empresas y son solo de Buenos Aires que realizan ropa linda en distintos talles, todas las demás son feas y yo no quiero eso para mis clientas. Para mi es una gran satisfacción cuando llega una nueva clienta, pero más es la felicidad cuando dice 'al fin conseguí el pantalón que quería', 'al fin una remera de esta tela, fresca y bonita', 'su estampado es lindo' y se van contentas".

"Por la pandemia resultó más complicado poder conseguir esa ropa bonita. pero ahora que en Buenos Aires se flexibilizó la cosa, espero poder reanudar los viajes y traer esas cosas lindas que las monterizas buscan. Los talles 'S' o incluso más pequeños, es lo que más se ve, pero son prendas para adolescentes super delgaditas, pero cuando se busca esos mismos modelos, o similares para más grandes, directamente las fábricas dicen: no".

Entonces aparece el irrisorio "talle único" ¡¿qué es un talle único?! Debería decir "tamaño minúsculo" y con una etiqueta que indique "esta fábrica solo diseña un tamaño minúsculo", pero la industria textil es una de las reinas del eufemismo, y la construcción de estereotipos es su especialidad. ¿Qué hacen las monterizas frente a ese monstruo que les dice: si no entrás en este talle, no sos normal?

"Hablar de cuerpos normales, es hablar de todos los cuerpos, ropa para todos los cuerpos. No hay cuerpos anormales en talles. Eso nos hizo creer el monopolio del marketing" explica Monasterio, que además es psicóloga. "Ambas profesiones se vinculan indudablemente, e influye una en otra. Ver a una adolescente ponerse feliz porque en Romelia encontró esa remera, con los diseños que están de moda, con esa abertura hermosa en la espalda en un talle normal y no super pequeño, habla también de autoestima, de sentirse bien con las proporciones de su cuerpo, de quererse, de saber que no hay un problema en ella. El problema está en la industria".

Las 3 M: Marketing, modelos, Monteros

Gabriela fue consultada en relación al marketing, es decir esas prácticas, herramientas y estrategias que tienen como objetivo el aumento de demanda de un producto, y su relación con chicas modelos en Monteros.

"No solo se trata de vender ropa linda en diferentes talles, sino también de mostrar cómo lucen. Es por eso que desde Romelia se trabajó en una campaña de difusión con modelos monterizas, de las cuales me siento super orgullosa que hayan participado, son amigas que hicieron un lindo trabajo y el resultado quedó genial. Son mujeres jóvenes, diversas, hermosas y mostraron cómo quedan las prendas que se venden desde Romelia".

"Fue por esa promoción que muchas más chicas comenzaron a consultar, y sus comentarios volvieron a ser 'el pantalón desgastado que quería, pero no conseguí en ningún lado', 'la remera es lo que tenía en mi cabeza, y me va bien'. Me alegra poder mantener el objetivo, aunque cuesta conseguirlas y eso da la pauta, de nuevo, que hay un problema en la industria, en las fábricas y no en nosotras como nos quieren hacer creer".

Los maniquíes que se comercializan en Argentina son una gran burla a los cuerpos de las argentinas, en otros países latinoamericanos, se exponen las prendas en maniquíes que sí tienen curvas y que no son de dos metros de piernas. Esos maniquíes no se comercializan en Argentina, además que cualquiera de esos objetos son caros. Romelia resolvió el inconveniente recurriendo a lo local: chicas que cruzamos en la calle, que lucen lindas prendas, ropa usable.

Cuando se habla de la revolución de los cuerpos, no es que los cuerpos cambiaron, la historia de la humanidad está constituida por personas diversas, y sigue siendo así. El punto está en que no son las mujeres monterizas que deben entrar en un talle, son las fábricas, los locales de ropa, sus publicidades y estrategias de ventas que deben contribuir a romper los estereotipos irreales y producir, vender y mostrar prendas para para vos, para mí, para ella, porque únicos no son los talles, únicas son las personas, somos todas.