Un joven de 16 años fue a visitar a su novia a la casa en la ciudad salteña de Tartagal, pero la familia de la chica no lo recibió nada bien. Se llamaba Emanuel Salas y de acuerdo a las primeras versiones intentó escapar corriendo del lugar pero lo alcanzaron y lo asesinaron a sangre fría.

En base a la declaración de los testigos que presenciaron la violenta escena, Emanuel llamó a su pareja para que saliera pero quienes aparecieron en la puerta en su lugar fueron Aldo Omar Tedín y Aldo Ariel Tedín, padre y hermano de la joven.

Hubo gritos e insultos y aunque la víctima reaccionó rápido y buscó alejarse del conflicto, los dos hombres lo persiguieron primero a pie y, al ver que no podían darle alcance, se subieron a un auto y así lograron cruzarse en su camino.

Emanuel fue apuñalado en el pecho y murió casi en el acto, mientras que los Tedín fueron detenidos e imputados por el crimen a través de una videoconferencia.

El caso es investigado por el fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Tartagal, Pablo Cabot, quien consideró que se trató de un caso de «violencia descontrolada».

Fuente: TN