En menos de 24 horas, desde el momento en que la víctima realizó la denuncia, los efectivos de la Comisaría Lules lograron aprehender a un joven de 17 años, quien está acusado de abusar sexualmente de una mujer de 28 años en medio de unos cañaverales sobre la ruta 321.

La mujer hizo la denuncia en la Comisaría Lules, de donde ella es oriunda, e inmediatamente un equipo a cargo del Oficial Conrado Milisenda se abocó a la investigación del hecho para dar con el sospechoso, bajo las directivas de la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Integridad Sexual.

Entre las primeras medidas, un equipo de efectivos recorrió junto a la víctima la zona de cañaverales donde se produjo el hecho. Además, se recibieron varios testimonios que ayudaron a establecer la identidad y el lugar donde vive el agresor.

Es así que los efectivos llegaron hasta la vivienda del acusado, en Los Villagra, localidad Los Bulacios. Al advertir la presencia policial, el joven intentó fugarse pero rápidamente fue reducido. El procedimiento fue supervisado por el Jefe de la Comisaría Lules, Subcomisario Juan Germán Peralta.

Al tratarse de un menor de 17 años, el Secretario del Juzgado de Menores de la III Nominación, Emiliano Palomino, dispuso que quede aprehendido, que se le realicen todos los exámenes de rigor en presencia de un progenitor y sea alojado en el Instituto Roca.

La denuncia

Según el relato de la víctima, en la noche del sábado ella se encontraba en una fiesta en la Localidad de García Fernández y en horas de la mañana del domingo, el joven se ofreció a acercarla a su casa en su motocicleta. Cuando circulaban por ruta 321, a unos 500 metros antes de llegar al puente de García Fernández, el muchacho se dirigió hacia los cañaverales, la golpeó en la cabeza y ella perdió el conocimiento. Cuando despertó, tenía signos de haber sido violada. Luego, fue auxiliada por un transeúnte que pasaba por el lugar.