La Legislatura junto al Municipio, trabajan en acuerdo con la provincia para la futura instalación de una Subdelegación de Patronato de Internos y Liberados en la ciudad Monteros. Además se trató la posibilidad de la extensión del uso de pulseras electrónicas (para casos de Violencia de Género) en la jurisdicción local, ya que solo se encuentra habilitada en San Miguel de Tucumán.

En la mañana el tema fue tratado en una reunión en la que estuvieron presentes: el vicegobernador Osvaldo Jaldo quien junto presidente subrogante de la Legislatura, Regino Amado, recibió al intendente de Monteros, Francisco Serra; al presidente del Concejo Deliberante de Monteros, Fabián Giménez; ; al ministro de Seguridad, Claudio Maley; al secretario de Seguridad, Luis Ibáñez; a la jueza de Ejecución Penal Sur, Alicia Merched; y a la directora de Patronato de Internos y Liberados, Graciela Sare.

La idea apunta a instalar en «un predio próximo a la terminal del municipio, destinado al Patronato de Liberados en acciones post penitenciarias, para que los mismos tengan la posibilidad de reinsertarse con un oficio» expresó Jaldo en su cuenta oficial. Y agregó «Son acciones puntuales en donde se busca evitar las reincidencias de estas personas».

«Esta herramienta es necesaria, en estos últimos tiempos, las denuncias por violencia de género aumentaron en Tucumán» expresó Regino Amado.