Este martes, cientos de personas vivieron una odisea para cobrar sus haberes en los cajeros automáticos de los bancos. La falta de dinero y una terminal fuera de servicio demoraron las actividades.

«Estoy desde las 8 de la mañana, la cola llegaba hasta la Escuela Federico, pero mira donde estoy», dijo un joven trabajador a MONTERIZOS, que se encontraba al frente de un drugstore y todavía estaba a 30 metros de su destino.

Por sobre calle Colón, un hombre que vino desde Capitán Caceres, espera lo mismo. «Cerca de las 10 de la mañana se habrá terminado el dinero, todavía seguimos esperando» dijo Oscar.

«Es inaceptable esta falta de respeto por parte de las entidades bancarias, estamos padeciendo el cobro de nuestros haberes», expresó Elena, profesora de escuela.

Los monterizos desde hace tiempo piden más inversiones a los bancos para que agreguen más terminales. «No tan solo los de Monteros cobramos acá, muchos trabajadores de diferentes comunas llegan a esta zona, es un martirio para todos», cerró Juan Carlos.