Capacitación en el marco de la Ley Micaela, a cargo de Dora Barranco.

Ayer se concretó la primera capacitación en el marco del cumplimiento de la Ley Micaela para funcionarios municipales y el cuerpo de concejales de la la ciudad de Monteros, y con la participación, también, de representantes del Poder Judicial. La misma tuvo lugar en el Salón de las Mujeres Monterizas y estuvo a cargo de Dora Barrancos, investigadora, socióloga, historiadora y feminista argentina.

A partir de la adhesión de la provincia a la ley nacional, que implica formación en género y sobre violencia contra la mujer para todos los poderes del estado, Monteros inaugura una nueva etapa histórico-política, puesto que el estado municipal asume el desarrollo de sus acciones, de ahora en más, con perspectiva de género. ¿Qué implica eso? Que todas las medidas tomadas desde el poder administrativo democrático se ejecutarán bajo el estudio de las construcciones culturales y sociales que garanticen los derechos de las mujeres y todos los sectores sociales históricamente invisibilizados.

En la práctica apunta a que toda persona que trabaje para el estado debe estar preparada para no reproducir prácticas patriarcales históricamente asumidas como naturales, y que la socióloga definió como «irracional». En esta línea los funcionarios y concejales que estuvieron presentes ayer en la primera capacitación, asumieron el compromiso de «sacudirse el patriarcado» para aportar y construir una sociedad más justa.

Barrancos realizó, en este primer encuentro, un recorrido histórico de la humanidad como un conglomerado social en el que el varón tuvo un rol privilegiado en la toma de decisiones del cómo se organizaría la comunidad, a tal punto de imponer por ley y con el paso de los siglos «naturalizar» lugares y actividades para varones y mujeres en la sociedad.

La especialista expuso que el patriarcado, tiene a penas unos siglos, pero que el orden de las cosas perdura hasta hoy y que es responsabilidad de toda la sociedad modificarlo. Reconoció además que las diversas leyes en la Argentina fueron dando un nuevo lugar a las mujeres, pero que ninguno de esos derechos ganados, se consiguieron sin lucha feminista.

Funcionarios municipales y concejales capacitándose sobre perspectiva de género y violencia contra la mujer.

«Al patriarcado lo tienen que sacudir también los varones, porque […] es una invención tipo Frankenstein. Tienen que saber que esto también les ha significado muchísimas circunstancias adversas […]No dejo de pensar en el acogotamiento que significa la adhesión al patriarcado (a los varones), tienen que sacudirse esa mochila. […]NO es una lucha contra los varones, es una lucha contra el patriarcado, y el patriarcado es un sometedor de las mujeres, de la diversidad, y de los propios varones».

«Es una idea absurda de sometimiento y de patrimonialidad de los cuerpos femeninos y eso es indignante en la condición humana. […] Pudo haber sido significante desde el punto de vista de las jerarquías, pero desde el punto de vista existencial es un adefesio».

Luego de la disertación de Dora Barranco, la concejal Eva Guerra tomó la palabra para agradecer la información brindada, considerando que es la única representante activa femenina en el cuerpo de ediles en estos momentos. De los representantes masculinos solo solicitó expresarse, en esta oportunidad, el concejal Juan Marcelo Ruíz, quien, dando cuenta de haber investigado en las normativas locales, rememoró que el Concejo Deliberante tiene dentro de su estatuto desde fines de la década del ’80 el «día femenino», que implica una licencia por un día con goce de sueldo por dolencias menstruales.

El edil concluyó su intervención indicando: «Somos conscientes que debemos ir adaptándonos a los nuevos tiempos, porque las sociedades van cambiando y nosotros los hombres debemos estar a la altura de los cambios que nos propone la sociedad».

Ciclo de charlas

Las capacitaciones en el marco de la Ley Micaela continuarán en Monteros a cargo del Observatorio de la Mujer y también se contará con la intervención de la jueza Mariana Rey Galindo. Cada nuevo encuentro servirá para profundizar el aprendizaje sobre la perspectiva de género y sobre la violencia hacia la mujer.