Existe una multicausalidad en relación al impacto sobre las enfermedades respiratorias. La misma es producida por la coincidencia en los distintos factores como la estación seca, la cual provoca un incremento de las partículas sólidas disueltas en el aire.

El responsable de la División de Salud Respiratoria, Ernesto Ways, explicó que también existe el fenómeno de conversión térmica, que se produce con el cambio de temperatura importante entre la mañana y el mediodía. “Si tenemos entre 3° y 6°, luego 12° y 14°, causa una transformación por el aire caliente que lleva arriba las partículas que estaban en el suelo. Todo esto provoca que los corpúsculos disueltos en el aire se pongan a la altura de las vías respiratorias y puedan penetrar en ella”, detalló.

En tanto, en la quema de cañaveral y polución (contaminación del medio ambiente) por el velo del desagote de la chimeneas se conglomera todo, ocasionando un incremento de las condiciones para que penetren las partículas sólidas por las vías respiratorias. Las mismas provocan una lesión en las mucosas que son el transporte de los virus.

Además, el profesional agregó las medidas ambientales generales a tener en cuenta en lo doméstico, como el riego de las calles, la utilización de paños húmedos para la limpieza en la superficie de los muebles, pasar el lampazo húmedo por el piso con la utilización de sustancias antisépticas, el no uso del plumero y la no quema de basura cerca del domicilio.

Mientras que en lo ambiental se debe tener el control de los incendios, la quema de cañaveral, el uso del filtro de los ingenios, etc.

Por último, Ways vinculó la temática a la situación actual debido a que las partículas sólidas en el ambiente son las transportadoras de virus. En el caso del COVID-19 está favorecida, pero por el contacto interpersonal a través de las gotas.