Foto de Facebook: Adrián Sosa.

El pasado abril, la Fundación dio a conocer los finalistas del 11o Premio Itaú de Artes Visuales, entre los que resultaron elegidos tres tucumanos, uno de ellos el joven artista monterizo Adrían Sosa.

Fueron seleccionadas 64 obras representativas de múltiples disciplinas y perspectivas del arte actual, que incluye un capítulo especial dedicado al arte robótico. «Debido a la situación excepcional que estamos viviendo, se evalúa la organización de una exhibición con formato virtual de las obras que componen  este certamen» indica la Fundación en su página oficial, con respecto a la premiación.

Sosa fue elegido en la disciplina: Video y videoinstalación, junto con 12 artistas más. En dicho rubro, la mayaría son de Buenos Aires, el monterizo es el único representante del norte argentino. En agosto se conocerán los ganadores.

El salón, al que se inscribieron 2.784 participantes, distribuye tres premios adquisición que pasarán a integrar la Colección Itaú de arte contemporáneo. Este año se adjudicarán un primer premio de $165.000, un segundo de $100.000 y el tercero de $65.000, que serán discernidos por el Jurado de Premiación. Pero además se adjudicará una beca destinada a una o un finalista que haya enviado obra fotográfica para participar del Foro Nacional de portfolios organizado por Fundación Luz Austral, a realizarse en agosto, y dos becas de la Fundación El Mirador para participar del programa Artistas x Artistas.

El artista monterizo, es uno de los miles de tucumanos afectados en su rubro laboral por la crisis económica a causa de la pandemia y mantiene una activa participación en visibilizar la situación del sector de los trabajadores de las artes visuales, que en Tucumán no cuentan aún con una regulación laboral.