El ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, verificó esta mañana en el Mercofrut que los precios de frutas y verduras son los normales, más allá de alguna suba estacional y afirmó que no hay justificación de la desmesurada suba de precios que se dan en algunas verdulerías.

“Apelamos a la solidaridad de los comerciantes, no puede ser que en algunas verdulerías se venda la mercadería seis veces más que el precio que ofrecen los productores en el Mercofrut”, criticó Yedlin, quien además, instó a “no comprar” a quienes presenten precios abusivos.

El ministro fue recibido por el vicepresidente del Mercofrut, Juan Carlos Medina, y recorrió varios puestos.

“Estamos inquietos por los precios de los alimentos en los barrios. Todo el país está haciendo un esfuerzo muy grande para que tenga un poco más de dinero la gente humilde, que es uno de los objetivos del presidente de la Nación, cuidar a las personas más vulnerables”.

Insistió con que “hemos notado en los barrios que algunas verdulerías y almacenes tienen precios desmedidos y señalaban al Mercofrut como el motivo de los aumentos”.

Sin embargo, aclaró que “hemos venido al Mercofrut y vemos que está funcionando bien, los camiones están llegando y los puestos están llenos de frutas y verduras y prácticamente no han subido los precios más allá de lo estacional, por eso les pedimos a todos que sean solidarios y que no se abusen con los precios, que el margen en las verdulerías debe ser entre un 40 o 50 por ciento más que en el Mercofrut, según nos cuenta la gente que tiene experiencia aquí”.

Asimismo, pidió solidaridad a los comerciantes de los barrios: “Seamos todos solidarios para que la gente no tenga que desplazarse. Nos llama la atención que la gente de los barrios tenga que ir a los supermercados a comprar. Nos parece imprudente que hagan cola, pero se ven impelidos a hacerlo porque en los barrios los ‘matan’ con los precios, eso no tienen que pasar”.

Si bien reveló que la Subsecretaría de Comercio Interior viene trabajando en la supervisión, Yedlin advirtió que “tenemos una responsabilidad social de todos: si hay un producto caro no lo compremos y como son estacionales van a bajar”.

Por su parte, Medina indicó que “estamos trabajando a full, con verduleros del interior y de provincias vecinas y tenemos stock, nada falta”.

“La primera semana de la pandemia tuvimos inconvenientes porque cada provincia aplicó su protocolo como pudo y algunas como Salta y Catamarca cortaron los accesos por lo que nos vimos desabastecidos en algunos artículos como la papa que viene de Buenos Aires, la cebolla, de San Juan y la zanahoria de Catamarca y Mendoza, eso motivó que la primera semana aumenten los valores pero hoy bajaron los precios”, explicó.

Finalmente, recomendó a la población recurrir a alternativas si hay artículos demasiado caros y pidió prudencia a los comerciantes a la hora de fijar los precios.

Adrián Moreno, puestero, contó que el stock se normalizó. “La bolsa de cebolla que la semana pasada estaba a 700 pesos hoy se comercializa a 450, el zapallo está 10 pesos el kilo, el tomate de 1200 bajó a 700”, ilustró.