Tal como había anticipado el club River, el partido que debía disputar este sábado ante Atlético Tucumán en el estadio «Monumental» no se disputó debido a que las puertas del mismo estuvieron cerradas, de acuerdo a lo que constató el árbitro Germán Delfino, quien iba a dirigir el encuentro.

El partido, correspondiente a la primera fecha de la zona B de la Copa Superliga, debía disputarse esta tarde desde las 17.45, pero un día antes River anunció que no se iba a presentar debido al avance del coronavirus.

La AFA y la Superliga habían advertido a River que podía ser sancionado en caso de no presentarse, dado que la fecha en su totalidad se aprobó para jugar, luego de mantener conversaciones con las autoridades sanitarias de la nación.

Más allá de la decisión unilateral de River, Delfino se hizo presente en el estadio «Antonio V. Liberti», por una entrada de la calle Figueroa Alcorta, para dirigir el encuentro, pero se le informó que las instalaciones estaban cerradas.

Delfino también estuvo acompañado por la escribana Marisa Galarza para labrar un acta, y la notaria indicó que «se dejó constancia que el partido no se podrá jugar porque el club está cerrado».

La propia Galarza, ante una consulta de la prensa, reconoció que estaba presente «por pedido del presidente de la Superliga», en esta caso Marcelo Tinelli, quien está a cargo de esa función tras la renuncia de Mariano Elizondo, días atrás.

«Es la primera vez que nos pasa algo así. Llegamos en el horario oficial, dos horas antes, y ante la situación que el club tiene cerradas las puertas y nos permiten el ingreso, se hizo el acta», expresó Delfino, quien estaba designado para dirigir el encuentro.

En declaraciones a la prensa, Delfino explicó que ahora tiene que hacer «el informe correspondiente y luego pasará al Tribunal de Disciplina de la AFA y la Superliga», que tomará cartas en el asunto.

Delfino estuvo acompañado de sus colaboradores Hernán Maidana y Diego Martín, y Diego Abal, el cuarto árbitro, para el encuentro que estaba previsto que se disputara a las 17.45.

Las autoridades de Atlético Tucumán y el personal de utilería llegaron casi al mismo tiempo que el árbitro, pero tampoco pudieron acceder al estadio.

El vicepresidente de Atlético de Tucumán, Enrique Salvatierra, señaló que que «Atlético cumplió» y ahora regresan a su provincia.

«Nos vamos, veremos cuál son las decisiones de quien le corresponda tomarlas. Mañana volveremos a Tucumán porque no tenemos boletos para hoy, pero lo que queríamos era salvaguardar la responsabilidad del club porque a nosotros nadie nos dijo que se paraba», explicó Salvatierra.

«Nos veníamos a presentar como correspondía, River tomó esa decisión y más allá de que las respetamos, después definirán los estamentos que corresponden. Nosotros somos la institución, no los jugadores y tomamos la institución como corresponde», agregó.

«Teníamos que estar acá como correspondía», manifestó.

Licencia al plantel de River

El plantel de River Plate fue licenciado este sábado hasta nuevo aviso por el entrenador Marcelo Gallardo para no jugar el partido de esta tarde ante Atlético Tucumán por la Copa de la Superliga, en el estadio ‘Monumental’, debido a la pandemia de coronavirus que mantiene al club totalmente cerrado.

La determinación tomada en la tarde del último viernes por el plantel con su capitán Leonardo Ponzio a la cabeza y en total concordancia con el «Muñeco» Gallardo y el presidente de la entidad de Núñez, Rodolfo D’Onofrio, se mantuvo durante este sábado y por eso se decidió la licencia.

Los jugadores de River se fueron a sus casas con un protocolo sanitario específico, un plan de alimentación especial y algunos trabajos físicos particulares para cada jugador, sin fecha estipulada de regreso a los entrenamientos grupales.

La decisión de los líderes del plantel empezó a tomarse tras el caso del juvenil Tomhas Gutiérrez, zaguero central colombiano de la reserva, que fue aislado por presentar síntomas de coronavirus aunque luego los primeros resultados dieron negativos.

La decisión institucional de River Plate se extendió a los demás deportes del club y a todas las categorías del fútbol infanto-juvenil y podría causarle no solo pérdida de puntos sino que también se evalúa sanciones económicas.

Fuente: Cadena 3