Una nueva era en Ñuñorco, tanto en lo dirigencial como en lo deportivo, de la mano de Segundo «Kuto» Arroyo y Salvador Mónaco, respectivamente.

Poco minutos después de las 16, Mónaco pisó el césped del Jorge Abel Marteu para hablar cara con los jugadores del club, que fueron convocados para el primer entrenamiento.

«Yo estoy feliz de estar acá». «Me gustan los desafíos, la verdad que cuando me llamó el presidente Arroyo para convocarme me puso orgulloso, es un lindo desafío», fueron sus primeras palabras hacía el plantel.

Por su lado Dario Romero, capitán y referente del club, dijo que esperan que todos los jugadores que están afuera regresan al club para conformar un gran plantel de cara al 2020. «Hace dos semanas que vengo preparando de forma individual, nunca deje los ejercicios pero ya estamos con mayor intensidad para arrancar bien la pretemporada». Al hablar de objetivos, dijo que es importante clasificar a la fase final del anual.

«El año pasado subieron muchos jugadores de las inferiores al torneo anual y este año ya arrancan con la primera», deslizó.

Durante el entrenamiento los jugadores de campo arrancaron con el preparador físico Elio Cabral, y los arqueros con trabajos específicos en otro sector de la cancha con el asistente Miguel Medina.

Lo que estuvieron en el primer entrenamiento

Carlos Álvarez, Facundo Contreras, Luis Ortiz, «Larri» Delgado, «Japones» Campos, Carlos Aldonate, Sebastián Luna, Federico Isseti, Osvaldo Issa, Imanol Cruz, Dario Romero, entre otros participaron de la primera práctica, junto a un grupo de juveniles entre los que se destacan, Ortega, Vera, Mansilla, y Chavarría, mas los arqueros Rivadeo, Robles y Cruz.

Los que tienen que volver

Consultados por MONTERIZOS, la Comisión Directiva de Ñuñorco informó que «Kike» Campos, «Pato» Cruz y «Nico» Roldan, tienen que regresar, cuando terminen sus prestamos en los distintos clubes donde juegan.