El domingo pasado en un vuelo de Salta a Buenos Aires de Aerolíneas Argentinas una pasajera comenzó a sufrir un ACV y tras ser asistida por dos médicos que también viajaban el piloto decidió hacer un aterrizaje en Córdoba.

Virginia Drasal, conocida como «Gringa Viajera», contó el episodio a través de su cuenta de Twitter y  destacó el trabajo de la tripulación que asistió a la mujer.

«Una pasajera empezó a sentirse descompuesta, llamó a una azafata, llama a otra y hasta que la situación los superó y hablaron con el piloto. El piloto pidió médico y se levantan dos, una doctora adelante mío y un doctor ocho filas más adelante. La empezaron a evaluar y en un momento la doctora le pregunta a una de las azafatas a cuánto estamos a tierra y piden hablar con el piloto», recordó Virginia.

Después de que terminaron de hablar vimos que la nariz del avión bajaba y aceleraba y ahí el piloto dijo que había una pasajera que necesitaba atención inmediata y que íbamos a bajar en el aeropuerto de Córdoba», agregó.

«A la pasajera la levantaron, tenía una dificultad para caminar, la pusieron en el piso.La maniobra del piloto era como que estaba muy apurado por llegar y el aeropuerto dio prioridad. Había un equipo de emergencia en pista para ayudarla y de ahí la llevaron al hospital», relató.

Virginia destacó la solidaridad de los demás pasajeros. «No se sintió pánico en ningún momento. Fue una situación muy movilizante para todos. Salió un aplauso espontáneo para los médicos».

«Cuando la doctora se vuelve a sentar delante mío dijo ‘estas son cosas de Dios porque yo no debería haber estado en este vuelo'», subrayó.

Fuente: Cadena 3