Los equipos de turno de la policía y Defensa Civil trabajaron desde el miércoles por la tarde hasta la mañana de hoy recorriendo las zonas que se consideran en riesgo dentro de la ciudad de Monteros.

Según el relevamiento realizado por Barrio Norte y Mataderos, no se tuvo que trasladar a ninguna familia. Si tuvieron ingreso de agua en los domicilios, que fue controlado y extraída por los propios vecinos y en algunos casos con la ayuda del personal de seguridad.

«No se registraron daños severos en las viviendas próximas a los Ríos Romano y Mandolo. Se mantiene el control permanente en la zona, debido al aumento del caudal de ambos, aunque lograron disminuir en el trascurso de la noche» expresó a MONTERIZOS, José Amaya, director de Defensa Civil.

«Se continuará con las recorridas preventivas y atentos a los vecinos que requieran algún tipo de atención» sostuvo Amaya. Quien indicó que se volvió a realizar rondas por calle Sarmiento y Calchaqui hacia el final.

Se solicita a la población no acerarse a los puentes, ni ríos, con el fin de evitar accidentes. «Es fundamental que los vecinos respeten las medidas de seguridad que se les da».