Un vuelo muy emotivo. Una empleada de una linea área que vuela diariamente a Tucumán, contrajo matrimonio en pleno vuelo, a más de 10.000 metros de altura.

Carolina, empleada de la empresa FlyBondi, recorrió los pasillos de la aeronave con el traje de novia, al final lo esperaba su prometido, Leandro. Mientras caminaba, un saxofonista entonaba «Le it be», de los Beatlles.

A los costados, y sin abandonar sus asientos, los pasajeros del vuelo los acompañaron haciendo burbujas que fueron previamente repartidas por la tripulación).

Además de tirar el ramo de la novia, la pareja compartió con el pasaje una torta, que tenía un anillo con un regalo sorpresa.