En el marco de la semana de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, representantes del Ministerio de Seguridad de la Provincia, de la Dirección de Estadística y diferentes instituciones que atienden la violencia de género, continúan trabajando de manera coordinada en el Registro Único de Datos de casos de violencia, con el objetivo de brindar una solución más rápida y efectiva a las víctimas.

La subsecretaria de Control de Gestión, Emilia Tarifa, destacó la importancia de esta base de datos: “Todos los casos tienen un registro único, lo que permite una mejor trazabilidad, un antecedente que evitará que la mujer sea revictimizada, es decir, que cuando ella atraviese distintas situaciones y vaya por distintas áreas del Estado, esas áreas ya van a saber cuál fue su situación anterior. Esto nos permite contar con información muy valiosa para el tratamiento de estos casos”.

En este registro trabajan de manera mancomunada todas las áreas que asisten a las víctimas de este tipo de delito y permiten que tengan una única información, que no haya doble conteo de datos ni doble información. “En un primer momento comenzó trabajando la Dirección de Estadística, luego se amplió con la oficina de Violencia del Ministerio de Seguridad, el Sistema de Emergencia 911, el Observatorio de la Mujer, la oficina de Violencia de la Corte, el Cuerpo de Abogados de la Secretaría de Derechos Humanos y actualmente se está viendo la posibilidad de que se sumen los municipios. La idea es ampliar el registro único para que abarque toda la provincia”, remarcó la funcionaria.

Por su parte, la coordinadora del Centro de Atención y Orientación en Violencia Familiar de la Policía, Patricia Santucho, destacó “la utilidad del Registro, que no es sólo estadística sino que permite poder ver cómo una mujer pasa por diferentes instituciones y cuáles fueron los asesoramientos y las situaciones que se fueron planteando, así también, como las medidas judiciales que se le fueron otorgando”.

Los datos estadísticos van a ser útiles para poder medir la cantidad de casos y también atender la violencia de género en el sentido desde varias áreas. “Si tenemos la incorporación del Sistema de Emergencia 911 y sabemos que hubo una mujer que llamó más de dos veces, podremos hacer un seguimiento de ese caso para saber si radicó o no una denuncia, si obtuvo o no una medida de protección y poder intervenir en ese caso”, agregó Santucho.

Asimismo, Raúl García, director de la Dirección de Estadística, explicó que la carga de información a la base de datos tiene en cuenta “edad de la víctima, educación, tipo de violencia que ha sufrido y en algunos casos, si se puede tipificar datos del agresor y el vínculo entre el agresor y la víctima (en la mayoría de los casos se trata en el ámbito de la pareja) y otras variables por las que se hace un informe que provee datos valiosos”.