El cantautor , Exequiel Bazán se encuentra radicado en Bolivia desde hace varios años, seducido por la posibilidad de ampliar sus horizontes y cumplir sus sueños, emprendió un viaje que llevó a enamorarse del país vecino y se quedó. Por lo que toda la inestabilidad política, lo tiene preocupado.

Al ser consultado por los hechos de violencia que acontecen en Bolivia el artista quiso dejar en claro su posiciones políticas, que el mismo definió como contradictorias. Ya que rechaza a la ideología de ultra derecha, se alegró por el triunfo de Fernádez en Argentina, y rechaza las medidas de Macri y de Bolsonaro en Brasil. Sin embargo, tiene otra perspectiva sobre lo que acontece en Bolivia.

Indicó que los dos primeros mandatos de Evo Morales fueron muy buenos, la situación económica de la población en general mejoró. Pero con el tercer mandato del presidente, con el cual se modificó la Constitución boliviana, porque no permitía un tercer mandato, la situación comenzó a desgastar los ánimos de la población, incluso en los sectores que se vieron favorecidos por las medidas socioeconómicas del moralismo.

«Para presentarse en la cuarta elección él va a un referendum y pierde». Bazán se refiere a lo acontecido el 21 de febrero de 2016, cuando Morales perdió en referéndum en el que buscaba habilitarse para un cuarto mandato, sin embargo, un año después el Tribunal Constitucional de ese país sentenció que el actual presidente podía seguir buscando la reelección de manera indefinida alegando que era parte de sus «derechos humanos».

Bazán asegura que estos hechos no fueron bien recibidos por la población, quien salió a la calle a reclamar de manera pacífica, «mucha gente de La Paz, de Sucre, Tarija, Cochabamba, Santa Cruz se revela. Pero no hubo disturbios en ese entonces, porque la gente también tenía miedo».

Las elecciones generales se llevaron a cabo el 20 de octubre, Morales debía ganar con una diferencia de 10 puntos, lo hace con el 10,50 al segundo contrincante Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana, quien expresó este lunes «Es inaceptable que se interprete que en Bolivia ha habido un golpe de estado”.

«Se revela que era un fraude, porque los informes indicaban que los números no daban, porque quedó comprobado que votaron hasta muertos, papás de amigos que ya fallecieron aparecieron como votantes».

Al respecto la Organización de los Estados Americanos (OEA) dijo en un informe que es “improbable estadísticamente” que el presidente de Bolivia, Evo Morales, haya ganado las elecciones presidenciales en la primera vuelta realizada el pasado 20 de octubre. Tras el informe, el presidente Morales anunció la mañana del domingo nuevas elecciones generales y la renovación del Tribunal Supremo Electoral (TSE)

Bazán indica que solo espera que las cosas se tranquilicen, que la paz vuelva a Bolivia. Reitera, además, que la población ya no quería a Evo en el gobierno y que lo ocurrido no es visto por una parte de la población como un golpe de estado. Rememora varios hechos en los que murieron personas que salieron a la calle a reclamar el fraude de las elecciones, o de otras ocasiones en las que por orden del gobierno la policía reprimió. Esta vez, «la policía se puso del lado del pueblo» advierte Bazán, ante lo que observa en las calles en Santa Cruz.