Tres niños murieron y otros siete resultaron heridos y sus padres sufrieron quemaduras al incendiarse en la madrugada de este miércoles la casa de madera en la que vivían en el barrio Luján del partido bonaerense de Florencio Varela, informaron fuentes policiales y de bomberos voluntarios de la zona.

El incendio se produjo cuando «en principio, por la caída de una vela que utilizaban para alumbrarse» se prendió fuego la casilla «de unos dos metros por cuatro, donde dormían diez niños de entre 12 y un año», dijo Franco Rizzo, jefe del cuartel central de Florencio Varela.

Siete de los niños eran hermanos, mientras que los otros tres, hermanos entre sí, «eran vecinos de la familia propietaria de la casilla y se habían quedado a dormir allí ya que su madre trabaja de noche», destacó Rizzo.

Dos de los tres niños fallecidos, Benjamín de 8 años e Isabela Joselín, de 3, eran hermanos mientras que el restante, Luciano, de 5, era su vecino.

En tanto, otros siete niños sufrieron heridas, entre ellos un varón de 6 años, y seis niñas de 1, 3, 7, 10, 11 y 12 años que recibieron asistencia de oxígeno por prevención.

Sin embargo, dos de ellos quedaron hospitalizados porque sufrieron quemaduras graves, como una niña de 11 años, que quedó internada en el hospital Mi Pueblo de Florencio Varela y otra de 3, que fue derivada al hospital pediátrico Juan Garrahan, en la ciudad de Buenos Aires.

También sufrieron graves heridas los padres de los siete hermanos que vivían en la casilla que se incendió: Claudio Molina, quien quedó internado en el hospital Mi Pueblo con quemaduras, y Soledad Echeverría, quien fue trasladada al hospital del Quemado porteño, donde esta tarde permanecía en estado grave con asistencia respiratoria mecánica, de acuerdo con las fuentes policiales.

El jefe de bomberos Rizzo precisó que «fue una verdadera tragedia. Recibimos a la 1.48 el alerta ya que un vecino se comunicó con el 911. Cuando llegamos al lugar, estaban las tres cuartas partes de la casilla tomadas ya que había mucho material combustible que prendió enseguida por lo que nos abocamos a las tareas de extinción».

«Cuando ingresamos al espacio de unos dos por cuatro metros ya vimos los tres niños fallecidos, mientras que los padres, propietarios de la casilla, dormían en un espacio reducido aparte», destacó el jefe del cuartel.

Asimismo, indicó que el lugar «es un asentamiento en el cual algunas personas tienen conexiones clandestinas, algunos terrenos fueron usurpados, mientras que esta familia aparentemente no tenía electricidad, ya que vimos velas caídas, lo que en principio podría ser la causa del incendio».

La casilla estaba en un asentamiento del barrio Luján ubicado en la calle Las Lengas, entre El Reto y La Calandria.

«Ahora los siete niños están con el abuelo que vive a pocos metros del lugar y con asistencia psicólogica que brinda la Municipalidad y la provincia de Buenos Aires», aseguró Rizzo.

La Municipalidad de Florencio Varela aseguró en un comunicado que «un equipo multidisciplinario integrado por Salud, Desarrollo Social, Obras y Servicios Públicos junto a Defensa Civil asistieron a las familias afectadas».

La comuna precisó que «colabora con el cuidado de los pacientes internados, coopera con el resguardo de las personas que resultan ilesas a través de ayuda psicológica y traza un plan con operaciones a corto plazo para garantizar la contribución con los lesionados cuando reciban el alta médica».

Por su parte, la organización Techo, que construyó la vivienda que se destruyó en el incendio, aseguró que los niños murieron como consecuencia del fuego y de «la imposibilidad del acceso rápido de una ambulancia por el mal estado de las calles».

Techo precisó además que asentamiento «no tenía luz desde las 20 de anoche» y que el incendio ocurrió «por la caída de una vela que utilizaban para alumbrar la vivienda». (Agencias)