La compañía tabacalera Massalin Particulares cerró su planta de fabricación de cigarrillos ubicada en la localidad de Goya, Corrientes. Con esta decisión despidió a 220 empleados que desarrollaban actividades en el establecimiento que operó por más de 65 años. 

En paralelo, se relocalizará a unas 30 personas en la planta de Merlo, en la provincia de Buenos Aires, adonde Massalin mudará todas las líneas de producción.

Según informó la compañía en un comunicado, la decisión de cesar las actividades en la planta de Goya responde a que en los últimos años se redujeron las ventas, «principalmente por el aumento de la participación de mercado de empresas que no pagan los impuestos correspondientes, avaladas por medidas cautelares otorgadas por la justicia federal». Según detalla el comunicado de Massalin, «como consecuencia de las medidas cautelares, estas empresas pueden vender sus productos a mitad de precio y pasaron así de tener una participación de mercado que rondaba el 2% en 2015 a tener más del 16% de participación en la actualidad, en detrimento de las que pagan la totalidad de impuestos».

Massalin también destaca que en Argentina la presión tributaria sobre esta industria es una de las mayores del mundo. «Las empresas tabacaleras que cumplen con todas sus obligaciones fiscales en la Argentina soportan una carga fiscal de casi el 80% del precio de venta al consumidor», apunta el comunicado.

La firma informó que «todas las desvinculaciones se harán con absoluto respeto de la legislación laboral. Adicionalmente a los paquetes indemnizatorios, la compañía otorgará beneficios para los trabajadores despedidos».

Massalin Particulares, afiliada de Philip Morris Internacional en Argentina, es la compañía líder en producción de cigarrillos en el país. Entre sus principales marcas están Marlboro y Philips Morris. Con 120 años de historia, cuenta con 2.100 trabajadores, centros de compra y acopio de tabaco en las principales provincias tabacaleras, una fábrica de cigarrillos en Merlo y una planta de procesamiento de tabaco en Rosario de Lerma, Salta.

Según datos del INDEC, en agosto la producción de tabaco cayó 12,5% con relación a igual mes de 2018. En lo que va del año la baja de la actividad llega a 3,5%.

Fuente: Clarin

El cierre de la planta de Massalin se suma al de otras fábricas que han dejado de producir en las últimas semanas. Entre ellas, la de Kimberly Clark de Bernal, donde trabajaban 200 personas en la producción de papel tissue, y la de Loma Negra en Olavarría, la fábrica de cemento más antigua del país, donde se desempeñaban 45 personas.