Más de 12 mil personas bailaron y cantaron con Los Tekis

El cierre de la 54° edición del Monteros de la Patria Fortaleza del Folclore, estuvo con un invitado no esperado, la lluvia, pero aún así más de 12 mil personas cantaron y bailaron durante toda la noche.

La lluvia que cayó casi durante todo el día, presagiaba una noche difícil para el cierre. Pero los obreros y empleados del Municipio se pusieron mano a la obra para dejar en condiciones el predio, pero no fue suficiente porque la invitada no quería irse y se quedó toda la noche en un lugar donde no era bien vista.

Un par de horas antes del inicio, los organizadores decidieron que por seguridad, los ballet no actuarian. El escenario preparado especialmente para ellos, no estaba en condiciones y podría poner en peligro la integridad de los bailarines. Los profesores lamentaron la situación, pero comprendieron el no de la organización y expresaron que era lo adecuado.

Jorge Fassio y Leo Fernandez salieron al Antonio Acosta y dieron la bienvenida a los presentes, que de a poco llegaban con paraguas, pilotines, capas plástica, y cualquier otro elemento para resguardarse del agua. La Banda Municipal inició la noche despedida.

Naza Quinteros, Romina Barros, Franco Ribet, Canto Nuestro, Supay y Carlos Rodriguez (que invitó a los coristas de la Iglesia Nuestra Señora del Rosario) comenzaron a calentar la noche. El monterizo «Coqui» Sosa, y el capitalino Lucho Hoyos pisaron el escenario cerca de la medianoche y sus repertorios tuvieron algo en común, música bien tucumana.

La lluvia no frenó a nadie en el Monteros de la Patria

El primer gran momento fue pasada la 01:00 de la madrugada con Los Tekis y el predio Jose Nicolas Russo estalló de alegría con Mauro, Sebastían, Juanjo y Walter quienes trajeron el carnaval jujeño a Monteros. ¿La lluvia? si seguía ella ahí como una intrusa, pero a nadie le importó, la nieve y los clásicos gorritos carnavaleros coparon la escena. ¿Los temas mas cantado? «Te Pido en Agosto» y «Hasta Otro Carnaval«.

Lautaro Urueña, El Resto, Agustín Isasmendi y Fabian Lizarraga precedieron al grupo jujeño, mientras tanto en el público nadie se movía.

El «Gallo» canta al amanecer, suelen decir y en Monteros se cumplió la máxima, con Sergio Galleguillo que llegó con toda su orquesta y dos artistas invitados (Leandro Robin y el jujeño Lucho Cardozo) para enamorar con su chaya riojana a todos. Fueron más de 70 minutos que el artista bailó, canto e hizo vibrar al Monteros de la Patria.

Las últimas palabras fueron del «Cacique» Julio Di Palma, quien despidió al público con toda su poesía y el clásico, «buen regreso a sus hogares y hasta el año que viene».

El Gallo cantó en el amanecer y estalló el Gimnasio Municipal