A pesar del feriado, en algunas comunas del sur de la provincia se trabaja con la limpieza de calles y veredas, por árboles y ramas caídas del fin de semana. Por la lluvia que continúa, algunas zonas que no están pavimentadas, se ven complicadas en la circulación de vehículos por el barro.

El frente de tormenta que azotó a la provincia este sábado a la noche afectó distintas localidades tucumanas donde fuertes ráfagas de viento provocaron derribo de árboles y voladuras de techos. El Comité de Emergencia, coordinado por la secretaria general de la Gobernación, Silvia Pérez, se encuentra trabajando intensamente en las zonas afectadas e informó que no hay evacuados.

Juan Bautista Alberdi, El Sacrificio, Escaba, Yánima, Villa Belgrano y Santa Ana, fueron las zonas más afectadas por el temporal. Según informó la subsecretaria de Atención a Familias en Riesgo Social, Lorena Málaga, en Alberdi hubo 15 familias afectadas por voladuras de techos y caída de árboles.

Por su parte, el Servicio Meteorológico informa que cesó el alerta para Tucumán, aunque las lluvias seguirán hasta el miércoles de forma aisladas. Por lo que habrá zonas que continuarán complicadas por el barro.

El fin de semana se registraron caídas de postes de luz y tendido eléctrico donde EDET cortó el servicio de manera preventiva. Si bien el viento fue severo, la cantidad de agua caída no fue la suficiente como para inundar poblaciones y anegar calles.