«Es necesario involucrar a todos los miembros de la familia en la construcción de una vida saludable, ya que lo que le sucede a uno de los integrantes, repercute en todo el entorno familiar» se indica en la Guía de Padres, difundido por el gobierno provincial, como una de las estrategias para el abordaje de adicciones.

Identificar y luego reconocer que algún ser querido o la propia persona se encuentra en situación de adicción es un proceso arduo. Lo fundamental es accionar y buscar los espacios que sirven de guía frente a la problemática.

En Monteros se cuenta con uno de los dos centro de atención por adicciones que hay en el sur de la provincia, según la Guía de Padres. El mismo funciona en el CIC de Máxima, en Ayacucho 898, atienden martes y jueves de 09:00 a 12:00 horas. Además cuenta con un número de teléfono fijo desde la institución para facilitar el contacto: 3863 420222.

«El abordaje integral del abuso de sustancias implica, no solo considerar las diferentes perspectivas para poder tener una visión global, sino también contar con la acción integrada de todos los actores y sectores cuya participación genere o refuerce las acciones de prevención. Y en este sentido la participación de la familia es central, ya que es el núcleo más importe de cuidado, de contención y de educación» sostiene Gabriel Yedlin, Ministro de Desarrollo Social de Tucumán .