Ayer cerca de las 20:00, un joven de 15 años se encontraba en la zona del Banco Nación cuando vio que un hombre llegó al lugar en la moto que semanas atrás habían robado a su madre. No dudó en dar aviso a la policía y describir en detalle a la moto y cómo vestía el sujeto.

La policía salió a recorrer la ciudad en busca del hombre descripto por el adolescente e identificó a una persona cerca de Ruta Nacional 38 y calle Italia, que coincidía con las indicaciones de vestimenta y del rodado. El hombre fue interceptado y fue trasladado a la comisaría para que preste declaración.
Allí se constató su identidad, que tiene 45 años y reside en León Rouges. El hombre manifestó que su hija compró la moto en la comuna mencionada semanas atrás, a un sujeto desconocido y que él se la pidió prestada para hacer unos trámites en Monteros.
Se pudo constatar además que el rodado presentaba pedido de secuestro por una causa de robo y que la denunciante era la mamá del adolescente, una mujer de 39 años, quien vive en la ciudad de Monteros junto a su hijo.
Ante el nuevo dato brindado por el hombre que circulaba en la moto robada, se solicitó que se hiciera presente para prestar declaración la hija del señor. La chica de 24 años se presentó minutos más tarde y ratificó que había comprado de buena fe el vehículo a un sujeto desconocido, quien pedía $2500 por el mismo.
La joven manifestó no recordar la fecha exacta de la compra pero que el vendedor le dijo que tenía una urgencia de dinero y que le dejaba por $1.500 y que luego, cuando le diera los otros $1.000 restantes, éste le pasaría a dejar los papeles de la motocicleta.
El caso fue tomado por la Fiscalía III del Centro Judicial Monteros, desde donde se indicó que se dieran a conocer los derechos como imputados tanto al hombre como a su hija, oriundos de León Rouges, sin tomar medidas privativas de libertad contra los mismos. Además se ordenó el secuestro de la moto para posteriores pericias físico mecánicas.