El ministro de Gobierno y Justicia, Regino Amado, junto con el intendente de Monteros, Francisco Serra, recorrió las instalaciones del Ingenio Ñuñorco, acompañado de su administrador, Juan Carlos Crovella. Los funcionarios pudieron conocer la situación actual de una de las actividades más importantes de la ciudad de Monteros.

Desde noviembre del año pasado, el ministro y el intendente encabezaron las gestiones para conseguir preservar los 500 puestos de trabajo y lograr que hoy la planta azucarera esté en pleno funcionamiento.

Al respecto, el ministro sostuvo que, por pedido del gobernador, Juan Manzur, y el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, “vamos a seguir trabajando en acompañar y apoyar a la producción de una de las economías más importantes de la provincia”.

En ese sentido, el titular de Gobierno indicó que, frente a las malas políticas económicas del gobierno nacional, en Monteros los 500 empleados están trabajando. “En Tucumán estamos a la par de los trabajadores, cuidando y preservando las fuentes de empleo, que son el sustento de las familias y, también uno de los factores determinantes que se vuelca en el comercio”, agregó.

En el recorrido por la planta, los funcionarios pudieron conocer más sobre la producción y la situación del sector. Además, dialogaron con los empleados, quienes agradecieron las gestiones que le permitieron al ingenio poder concretar su molienda.

“Hoy, cuando la realidad y la situación del país no están bien, cuando la recesión está golpeando a todos los sectores, en Tucumán estamos unidos los ámbitos público y privado, aunando esfuerzos para llevar tranquilidad a los trabajadores ”, cerró Amado.