El gobernador Juan Manzur promulgó ayer la ley de narcomenudeo, que fue sancionada el pasado 12 de septiembre por la Legislatura.

El nuevo sistema comenzará a tener vigencia el 1 de enero de 2020. Los fiscales y jueces del Poder Judicial de Tucumán podrán investigar, procesar y condenar a los dealers, según lo que expusieron los legisladores en la última sesión que se extendió por más de dos horas.

Hay una decisión política de quien les habla y del vicegobernador (Osvaldo Jaldo) de avanzar e ir hasta el hueso en el tema de la droga”, aseveró Manzur en rueda de prensa desde la avenida Circunvalación, donde supervisó un operativo de limpieza.

La creación del Ministerio de Seguridad de la Provincia en noviembre 2017 –fue separado del actual Ministerio de Gobierno y Justicia–, con una Secretaría de Lucha Contra el Narcotráfico, y la sanción de la Ley por parte de la Legislatura, el 12 de septiembre pasado, son las medidas que adoptó el Gobierno de la Provincia para combatir el tráfico y venta de sustancias prohibidas.

La adhesión a la Ley N°26.052, que determina la provincialización de la Ley Nacional de Estupefacientes N°23.737, busca luchar contra “aquellas personas que fraccionan y venden en pequeñas cantidades la droga, un delito que envenena a nuestra gente, a los jóvenes y los mata. Esto es lo que se debe terminar”, sostuvo Manzur.

La nueva ley que entrará en vigencia en enero de 2020 permitirá que los procesos judiciales por causas de narcomenudeo “sean más expeditivos, con un tratamiento in situ de inmediato y se podrá diferenciar la problemática de la comercialización de la del consumo”, destacó, por su parte, el ministro de Seguridad, Claudio Maley.

“Vamos a ir hasta el fondo contra las drogas. Esto es lo que sancionó la Legislatura y que yo promulgué como Poder Ejecutivo. A todos aquellos que vendan droga los vamos a meter presos”, sentenció Manzur.