Phil Collins pasa sus horas más difíciles después de sufrir una brutal caída en un escenario. El artista de 68 años, veía a su hijo Nicolas, de 18 años, tocar un solo de batería en su show Not Dead Yet en el Spectrum Center el domingo, cuando cayó de espaldas.

Las imágenes del video que circula en redes son en verdad impactantes porque se escucha a la multitud gritar en estado de shock .

El espectáculo continuó; y pese a que el artista sufre dolores de espalda considerables, continuará haciendo sus shows este fin de semana.

Cabe recordar que en el 2011, Collins anunció su retiro pero volvió al escenario tres años después, en el 2014.