Actualmente, el hospital de Monteros recibe 1200 pacientes por mes para radiografías y 25 para mamografías. Con las nuevas obras prevén aumentar la cantidad de turnos por mes y eficientizar a través de la digitalización de los servicios la prestación.

Sobre esto, la subdirectora de la institución, doctora Carolina Serra, expresó: “Estamos realizando obras edilicias para poder separar los dos servicios (radiografía y mamografía), y que puedan usarse de manera independiente cada uno. Por otro lado, estamos extremando las medidas de bioseguridad para el personal. De este modo, contratamos el servicio para hacer la dosimetría que son instrumentos de medición de la dosis absorbida en un contexto de protección radiológica. Se utilizan para hacer lecturas oficiales a las personas que están expuestas a las radiaciones, y poder evaluar regularmente a cuánto estuvo expuesto el radiólogo”.

Asimismo, la médica recalcó que la digitalización de las prestaciones será importante para el efector, y lo que en este momento se gasta en insumos para las placas, se lo utilizará para lograr este avance, que cabe destacar también protege al medioambiente.

“Teniendo los consultorios digitalizados y próximamente la sala, se podrá ver ahí la radiografía. El próximo paso será digitalizar la sala de Rayos X. Y en un futuro cuando nos toque derivar a un paciente a la capital, por ejemplo al hospital Padilla, también podrán ver los profesionales de ese efector la radiografía digitalizada en el momento”, cerró.