“Es una herramienta para que entre el Estado y la comunidad se logre bajar los índices de violencia en los barrios. Estamos confiados que entre todos juntos podemos lograrlo”, dijo el ministro de Seguridad, Claudio Maley, quien hoy presentará el programa Relaciones con la Comunidad.

“Con esta iniciativa se pretende priorizar la integración social, la educación para la resolución de conflictos por vía pacífica y el diálogo intersectorial como principal línea preventiva y pedagógica, como así también promover la participación de la comunidad en el sistema provincial de seguridad mediante políticas públicas abiertas a la intervención ciudadana”, se explicó en el informe dado a conocer por la cartera.

Según se informó, Maley, junto al equipo interdisciplinario y representantes del Programa Mujeres Emprendedoras Constructoras de la Paz (EME), recorrieron barrios, escuelas primarias y secundarias, donde se interiorizaron de las principales problemáticas. El programa ya se puso en marcha en los barrios La Costanera, Costanera Sur, Los Vásquez y Juan Pablo XXIII (“La Bombilla”). También se hicieron actividades en Tafí Viejo, Escaba, Los Ralos, Delfín Gallo, Monteros, Amberes, Simoca y Villa Belgrano.

“Una de nuestras grandes metas es recomponer la relación de la Policía con la comunidad. Pretendemos que los vecinos vean al personal de la fuerza como una persona que está para servirles. Que les permita ayudarlo a solucionar los conflictos”, explicó el funcionario.

Maley contó que un mediador y un psicólogo social también forman parte de un equipo que buscará solucionar los problemas. “La idea es que los miembros de la comunidad cuenten los inconvenientes y entre todos los solucionemos. Esa es la manera más efectiva para bajar los índices de violencia”, destacó.

El funcionario señaló además que el programa también contempla la intervención de otros sectores del Estado. “La idea es que Seguridad sea el nexo con Desarrollo Social y Educación, por ejemplo, para que se analicen alguna situación y después se solucionen”, comentó.

Maley destacó que los tucumanos reconocen una mayor presencia policial en los barrios más conflictivos, pero que esa no es la solución. “Es imposible tener un efectivo cada 20 metros vigilando lo que ocurre dentro de cada vivienda, pero sí es muy posible detectar un inconveniente y buscar, entre todos, la solución”, concluyó el ministro.

Fuente: La Gaceta