La Legislatura de Tucumán aprobó esta mañana la norma que otorga facultades a los tribunales penales en la venta de droga a menor escala en la provincia.

El texto aprobado hoy deroga la Ley 8.664 del año 2014, que había quedado a mitad de camino por varios problemas, uno de ellos la acción declarativa de inconstitucionalidad sobre esa norma. Además el Ministro Público Fiscal, Edmundo Jimenez alegó ante la Corte Suprema de Justicia de Tucumán que la implementación de ese sistema “en un breve e inmediato tiempo (generará) numerosos inconvenientes” en los tribunales locales, según consta en la cautelar obtenida por el jefe de los fiscales en febrero de 2015, semanas antes de que comenzara a aplicarse la “desfederalización” de las causas contra los dealers, consignó el diario La Gaceta.

En uno de sus articulos del texto aprobado expresa que se derivará los recursos secuestrados en los operativos antidrogas a la atención de personas con problemas de adicción.