Fue un electrizante encuentro entre Argentina y Serbia por los cuartos de final del Mundial de China 2019, y fue victoria para el elenco del “Oveja” Hernandez por 97 a 87 ante el subcampeon mundial.

La fluidez de su ofensiva y la efectividad en los tiros de tres puntos, complementaron de manera perfecta a la intensidad defensiva del equipo, que el lunes ya habían asegurado su clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Facundo Campazzo en la conducción puso nervioso a los serbios desde el inicio del encuentro. Los basquetbolistas argentinos mostraron un gran nivel de principio a fin, y no fueron intimidados por la presencia del gigante Jokic (NBA) y compañía.

Por cuarta vez en la historia el equipo argentino se mete en las semifinales de un mundial y enfrentará al ganador de Estados Unidos – Francia (juegan mañana desde las 8).