Un desperfecto mecánico obligó a los endurista a resguardarse y pasar la noche en Puesto Miranda.

Manuel Cuarteron, uno de los enduristas público que la demora obedeció a que se rompió una moto. “Se hizo de noche y tuvimos que acampar, cuando amaneció continuamos el retorno a nuestros hogares sin novedad”, escribió en su cuenta de Facebook.

El domingo a  la mañana, los deportistas dejaron dos camionetas en la que se movilizaban en la comisaría de Escaba. “Al no volver por la noche, el oficial de turno alertó sobre la situación e inmediatamente actuamos de oficio bajo las sospechas de que se hayan extraviado o sufrido algún accidente. Afortunadamente, el motivo por el que se quedaron arriba fue un desperfecto mecánico”, explicó el comisario Díaz