La inflación y la reducción de coparticipación por los decretos de la Nación, afectan a las provincias con distintas intensidades. El gobernador Juan Manzur aseguró que pese a que la provincia no tomó deuda externa en dólares y está ordenada, “todo este proceso de una política económica nacional errada va a terminar impactando negativamente en toda Argentina y Tucumán no es una isla”.

La anticipan una inflación para este año de más del 55% y las tasas de interés están en 85%. Se está quebrando el sector productivo, porque no se puede seguir produciendo en estas condiciones”, expresó Manzur.

En un contexto nacional donde incrementa el valor de los servicios, los combustibles, los alimentos y los remedios, el mandatario aseguró que “todo aumenta y al Gobierno provincial le reducen los ingresos”.

“No hay que ser economista para entender lo que está pasando. Si la Provincia por coparticipación recibe menos, si las empresas y el sector productivo están complicados, todo este proceso va a terminar impactando negativamente en todas las provincias argentinas”, cerró Manzur.