Personal de la Dirección de Investigación Criminal y Delitos Complejos aprehendió este martes a un hombre acusado de robar $90.000 y U$S 5.000 a la Parroquia Virgen de la Merced. El pasado miércoles 10 de julio, el sacerdote Néstor Rafael Álvarez, a cargo del templo ubicado en la esquina de Virgen de la Merced y 24 de Septiembre de la capital tucumana, denunció que había sufrido un robo.

El párroco explicó que cerca de las 11 de la mañana entró a su dormitorio en la casa parroquial y halló una silla que no debía estar allí, por lo que revisó sus pertenencias y descubrió que faltaba la suma de $90.000 y s$s5.000 que pertenecían a dicha entidad.

El hecho se puso en conocimiento de la Fiscalía de Instrucción de Feria del Centro Judicial Capital, desde donde se dispuso que la investigación sea llevada a cabo por la División Delitos Contra la Propiedad, a cargo del comisario Daniel Robles.

Inmediatamente, se dispuso un equipo que llevó adelante las averiguaciones correspondientes y obtuvo acceso a la nómina del personal que se desempeña en distintas funciones en la parroquia. A partir de la información recabada, descubrieron que un hombre de 45 años, oriundo de Lastenia y que trabaja como empleado de la iglesia, había estado durante la jornada anterior en el lugar y contaba con antecedentes por casos similares de robo.

Con esta información y otros detalles esclarecidos, la fuerza solicitó al Ministerio Público Fiscal interviniente medidas judiciales de allanamiento y detención, y este martes se les dio cumplimiento. No se logró recuperar el dinero robado pero el hombre fue aprehendido y presentado ante la Justicia.