Dos montañistas argentinos murieron mientras escalaban el nevado Caraz, de 6.025 metros de altura en los Andes de Perú, y sus cuerpos fueron recuperados, informó la policía. Ian Schwer y Juan Pablo Cano perdieron la vida mientras escalaban una pared de hielo de este nevado de la Cordillera Blanca, en la región norteña de Áncash.

“Hemos logrado rescatar los cadáveres de los dos montañistas argentinos que fallecieron cuando intentaban escalar el nevado Caraz”, dijo el mayor Gilmer Torres, de la policía de Alta Montaña de la ciudad de Huaraz. “Los extranjeros fallecieron cuando intentaban escalar una pared de hielo del nevado, cedió uno de sus anclajes y cayeron al suelo“, agregó Torres.

Los cuerpos fueron rescatados y trasladados a la morgue de la ciudad de Huaraz, cabecera de la región, 400 km al norte de Lima. El presidente de la Casa de Guías de Alta Montaña de Huaraz, Rafael Figueroa, dijo que los montañistas habían sido reportados como desaparecidos el viernes, día en que debían retornar de su expedición pero no lo hicieron.

“Esta es una montaña bastante técnica, es decir, que requiere de mucha preparación para poder escalarla, no solo por la altura sino también por las condiciones climáticas”, explicó Figueroa.

Willy Schwer, el papá de Ian, utilizó su cuneta personal de Facebook para darle el último adiós: “Hasta siempre querido hijo, hiciste de tu vida un culto enorme a la amistad y el compañerismo. Todos honramos tu ejemplo. Te vamos a extrañar por siempre”. Y agregó: “Desde nuevas cumbres, en lo alto, seguís en el corazón de todos. Que nuevos mundos de luz te cobijen“.

Con este doble deceso, son 12 los montañistas muertos en los glaciares de Áncash en los últimos dos años. En enero una avalancha de nieve sepulto a tres españoles y un guía peruano en el nevado Mateo (5.150 m) de la Cordillera Blanca. (Con información de Agencia AFP).