Una de las últimas fotos de Stella en un acto oficial, en el 25 de Mayo.

Tras luchar contra una larga enfermedad, falleció esta tarde, la segunda autoridad del municipio de Monteros, Stella Maris del Moral, presidenta del Concejo Deliberante de Monteros.

Del Moral se encontraba internada en un sanatorio céntrico de la ciudad, desde hacía más de 15 días, una de sus últimas salidas, fue el domingo 9 de junio, cuando fue a votar en las elecciones provinciales.

La noticia del deceso causó un profundo dolor en la ciudad, ya que además de Concejal, fue una docente que se preocupó siempre por sus “niños” como les decia, a sus alumnos de la Escuela Ibatín, donde enseñaba. Del Moral, también fue una reconocida gremialista que luchaba por los derechos de los docentes del sur tucumano.

Stella Maris se lanzó de llenó a la política en el 2011, cuando resultó electa concejal, siendo segunda en la lista que encabezaba Hernan Aldonate, bajo la conducción de Regino Amado. En el 2015 fue reelecta en su cargo, y que duraba hasta octubre de este 2019.

El Ministro Regino Amado se mostró triste por la pérdida de su amiga y compañera. “Hoy es un día de mucho dolor para todos los que conocimos a Stella”. “Fuimos compañeros desde el jardín de infante, hasta terminar la secundaria”, dijo Amado. “Fue una mujer muy dedicada a su trabajo, que lo hacía de manera impecable. “Es un golpe muy fuerte para su familia, para sus amigos, para mí”. “Perdemos una gran dirigente con vocación de servicio”, expresó el ministro.

Por su lado Fernando “Nano” Olea concejal y compañero de bancada, expresó que para él fue un día muy particular por dos motivos: “El primero es de profunda tristeza, por la perdida de Stella, compañera y vecina desde hace mucho años. “Hay que recordarla de la mejor manera, con las mayores virtudes que ella tenía como persona y también como compañera de trabajo”, “El segundo motivo tiene que ver con mi hijo, que está cumpliendo años”, “Es un día de muchas sensaciones”.

Su compañero, Fabían “Mellizo” Gimenez, expresó que “hoy me toca despedir a una gran amiga, a una gran mujer, una gran persona, y por sobre todo a una compañera excelentísima con todas las letras”. “Me duele muchísimo esta perdida de esta gran amiga que Dios puso en mi camino para compartir y trabajar, codo a codo, toda esta gestión de los últimos tres años y medios, y también, en lo personal, compartiendo con su familia que es excelente. Quiero agradecerle por la forma que se brindo conmigo y con toda la gente de Monteros, porque Stella, fue y seguirá siendo la mujer que dio todo por su gente”.

Los restos de la presidente del Concejo Deliberante serán velados en Empresa Serra, de calle Crisostomo Álvarez.