Un domingo que parecía tranquilo en la Comisaria de Tafí Viejo, se volvió tensó cuando un preso se lastimó a si mismo. 

“La situación fue contenida a tiempo y no pasó a mayores tras activar el protocolo requerido en estos casos”, informó el Jefe de la Unidad Regional Norte René Soria.

Según el diario La Gaceta, el hecho ocurrió tras la visita de familiares a los internos, que se realiza hasta las 11 de la mañana. En ese momento, uno de los detenidos se cosió la boca con alambre y rompió azulejos de uno de los baños para autoflagelarse. Al herirse, la sangre alcanzó a otros prisioneros, lo que desencadenó enfrentamientos en los que incluso intentaron prender fuego colchones.

“Se trata de un interno problemático que reiteradamente provoca situaciones violentas en el lugar y que no tiene buena relación con el resto de los reos”, detalló Soria.

El motivo habría sido porque el reo quiere ser trasladado a la Comisaria de Delfín Gallo, para estar más cerca de sus familiares.

“La situación fue contenida a tiempo gracias a que la policía de la jurisdicción actuó rápidamente y contó con la colaboración de Infantería de las Unidades Regionales Norte y Capital, del Grupo CERO, de Bomberos Voluntarios y de personal del 107”, informó el Comisario de Tafí Viejo Gustavo Beltrán.

El preso herido fue trasladado a un centro asistencial de salud y se dio inmediata intervención a la Fiscalía en lo Criminal I° para que se dé lugar a las actuaciones correspondientes, consignó el mismo diario.