Sitio Histórico: Ibatín.

La deuda de reflotar Ibatín lleva 13 años, desde que comenzaron los anuncios de mejoras en el lugar que es Patrimonio Cultural. El proyecto que permitiría dejar a punto el sitio histórico como punto turístico arrancó en 2006. Desde entonces hasta ahora se sucedieron reclamos, cuatro anuncios de mejoras, inauguraciones, despidos, abandonos y el temor latente del olvido definitivo.

El 31 de mayo pasado se celebró un nuevo aniversario de la primera fundación de la capital tucumana. Los vecinos mantienen los festejos, pero esperan que las decisiones políticas le den un golpe de suerte a los kilómetros de historia que se encuentra en la localidad de León Rouges.

Las esperanzas se renovaron cuando se concretó el decreto 1405/1 el 13 de mayo, que formalizó la decisión de la provincia de transferir en custodia el Sitio Histórico Ibatín al Ente de Cultura. Antes estaba en manos del Ente de Turismo.

Museo de Ibatín abandonado. Foto: La Gaceta

Lo que se propuso es un trabajo en conjunto de las diferentes áreas: La Dirección de Patrimonio Cultural será la encargada de abordar la tarea de transformar Ibatín en un museo a cielo abierto. Turismo se encargará de la difusión o promoción de la zona, Flora y Fauna será la responsable de custodiar la generosa vegetación y la comuna de León Rougés, de mantener el sitio desmalezado y limpio.

¿Por qué es un Patrimonio provincial?

Las ruinas de Ibatín, ubicadas ocho kilómetros al oeste de León Rougés, están consideradas el segundo patrimonio histórico en importancia que atesora Tucumán después de la Casa Histórica. En ese sitio de 81 hectáreas, acunado a los pies de los Nevados del Aconquija, el español Diego de Villarroel cristalizó la primera fundación de San Miguel de Tucumán el 31 de mayo de 1565.