Los gamers que transmiten en vivo siempre tienen habitaciones limpias y muy decoradas según su perfil. Son dormitorios llenos de afiches en las paredes, estantes con juguetes y merchandising de videojuegos.

Este no el caso de Jagerrmeister, un streamer de Twitch que la tarde de este martes decidió mostrarle a sus seguidores el desastre de su cuarto. En vez de estanterías llenas de videojuegos, figuritas y pósters había basura por todos lados.

La habitación del gamer estaba llena de bolsas de residuos, envoltorios de comida, cubiertos, cajas de Amazon y alimentos podridos. Lo que sorprendió a todos es que él mismo reconoció que no limpia el lugar desde el 2005 porque no puede dejar de jugar.

“Hay alrededor de dos metros de basura. Así es, chicos”, comentó durante el video en directo a sus seguidores. Jaegerrmeister finalmente admitió que padece algún tipo de trastorno mental que le lleva a acumular basura.

Sus seguidores, preocupados, le enviaron mensajes recomendándole que cambiara sus costumbres. Así, el joven se comprometió a limpiar toda la basura y cambiar su hábitat de juego, aunque le llevará tiempo.