Más de 250 familias y personas de todo el país se anotaron para adoptar a cuatro hermanitos y dos adolescentes de 14 y 16 años, según informó el Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (Ruaga) de Santa Fe.

La convocatoria que se llevó a cabo a nivel nacional cerró con 255 postulaciones, de las cuales 147 contemplan la adopción de los cuatro hermanos de 8, 11, 12 y 14 años, que pidieron no ser separados.

Al respecto, Matías Figueroa, secretario de Gestión Pública del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de Santa Fe, dijo a Cadena 3 que están “contentos y esperanzados”.

“Es una convocatoria múltiple, le buscamos familia a seis niños de nuestra provincia a los hermanos, y a un nene de 16, con patologías, y a un niño de 14”.

Contó que, a dos de estos tres casos, en otras oportunidades trataron de encontrarle familia y al no poder hacerlo decidieron intentar un último esfuerzo para que, el adolescente de 16 y los hermanitos no sean separados o institucionalizados.

“Antes de la convocatoria pública hablamos con los chicos, le contamos que va a ser pública, les preguntamos si están de acuerdo con estos procesos y qué quieren que contemos sobre ellos”, explicó.

Aunque reconoció que el procedimiento de este modo es “positivo” aseguró que “genera una presión muy grande de no fallarles porque ellos hacen un seguimiento”.

“Cuando uno les pregunta son muy callados porque están cansados del Estado y de todas las instancias”, manifestó Figueroa y advirtió que “se tiene que dar este marco de confianza”. “Todo expresan, miran a la hermana más grande que es la que toma la decisión y que impulsa a los más chicos a que hablen y el mensaje de ellos es que no se separen, que tienen que estar juntos”, agregó.

“Los cuatro hermanitos han tenido intentos de búsqueda de familia, se les intentó buscar no separándolos”, señaló.

En este marco, Figueroa insistió en que en los casos de este tipo, “el Estado tiene que conseguir una familia, sin importar la edad de los niños”. No obstante, lamentó que “con la situación económica del país, la adopción de hermanos se complejiza”.

“Son cuatro adolescentes con la atención que necesitan” y en este marco destacó la predisposición de familias de todo el país, que se presentan en las convocatorias y muestran interés y compromiso.

“Uno busca familias y trata que la gente adopte, pero primero la sociedad tiene que confiar en las instituciones que llevan a cabo estos procesos. Lo que hicimos fue refundar el proceso de adopción y de esta manera la gente empieza a confiar, hay más adopciones en la provincia y más niños y niñas de Santa Fe que tienen adopciones en el lugar”, manifestó.

Además de las familias inscriptas para recibir a los hermanos, otras 77 lo hicieron para adoptar al adolescente de 14 y otras 31 para el de 16.

“Lo que tiene de positivo este mecanismo de convocatoria pública es que los ciudadanos se pueden inscribir cuando está abierta la convocatoria las 24 horas del día en una web y nosotros empezamos a llamarlos y a coordinar entrevistas, hacer las evaluaciones”, precisó. “No hay momento más lindo que ver a la familia formada”, concluyó Figueroa.

En los últimos tres años se incrementaron las adopciones en la provincia y en especial la de los adolescentes.

Fuente: Cadena 3