9:30 de la mañana, domingo, los utileros y encargados de la campo de juego, no estaban para bromas. La lluvia de la madrugada del domingo dejó un barrial en distintas zona del campo de juego, y todavía la lluvia continuaba.

Primero con haraganes a la vuelta del rectángulo de juego. Después con colchones que oficiaban de esponja para sacar el agua de algunos sectores del campo.

“Lito” corría entre baldes, las camisetas de juegos y el conjunto de calentamiento previo al partido. Edgardo en el medio del campo de juego, con los colchones, y Oscar con los haraganes.

“El campo va estar bien a la hora del partido, pero necesitamos que deje de llover”, decía Oscar Vera, al cronista de MONTERIZOS. Eran pasada las 11:30 de la mañana, y la lluvia seguía castigando.

A Edgardo Wierna, le faltaban manos para sacar el agua. “La cancha va estar para esa hora, si podemos con todo”, expresaba.

En las afuera del estadio, el operativo comenzaba tomar forma, con los policía, infantería, IPLA, Tribuna Segura y los encargados de seguridad privada. En las cabinas, los equipos de transmisiones de los distintos medios, llegaban de a poco a ocupar sus lugares.

Lito” Veliz, utilero del club, y uno de los más querido por los jugadores, dirigentes e hinchas, no estaba para el baile, como suele hacer en las previas y en los post partidos. Estaba con cara de poco amigos, y claro, él, como todos, querían la cancha en condiciones.

¿Lo hicieron?, claro que si, los hinchas que se acercaban al estadio, también ayudaban y en un momento hubo más de veinte personas adentro del campo, para sacar el agua.

La derrota, no opacó el trabajo que hicieron los utileros y colaboradores, demostraron que todos y unidos, se puede salir adelante.