La bala impactó en el celular de la mujer y le salvó la vida.

Una joven enfermera, de 26 años de edad, fue a esperar el colectivo en el refugio de la esquina de avenida Alem y calle Lucas Córdoba, en Famaillá, a la salida de su trabajo, fue abordada por dos sujetos, que tenían armas de fuego en las manos.

Los delincuentes le exigieron sus pertenencias, ella se resistió y en medio del forcejeo uno de los ladrones le disparó a la altura del vientre y huyeron en una motocicleta. El proyectil había impactado en el teléfono celular que la joven tenía guardado entre sus ropas y eso le salvó la vida.

La mujer fue atendida en el hospital de esa ciudad, ya que presentaba heridas leves. El caso fue tomado por la Fiscalía de turno del Centro Judicial de Monteros, que ordenó el secuestro del celular y la ropa que la joven usaba en el momento, para que sean peritadas.

Uno de los delincuentes le disparó a la altura del vientre