El surfista Salvador Villas Boas fue rescatado de milagro de una enorme ola en Praia do Norte en Nazaré, Portugal.

El deportista intentó surfear una de las olas gigantes que se producen en esa región de la costa portuguesa, pero cayó de su tabla en una de las zonas más peligrosas de la playa.

La situación fue registrada en un video, en el que se puede ver como Ramón Laureano, su socorrista, logra sujetarlo a su moto de agua y emprender el camino hacia la costa chocando con más olas, y quedando ambos atrapados en la corriente.

Afortunadamente  después de varios segundos bajo el agua, pudieron nadar hasta la orilla, sin resultar heridos.

Las olas del área de Nazaré son las más altas del país y son desafiadas por los fanáticos de este deporte por su inmensidad y riesgo.