Y los más chicos salieron a la cancha con toda la fuerza en la jornada del sábado en el Jorge Abel Marteu.

Azucarera Argentina de Concepción y La Providencia de Río Seco, fueron los equipos que visitaron el estadio de Belgrano al 700.

Familias enteras de las pequeñas promesas de Ñuñorco fueron al estadio para apoyar y también para aplaudir a sus rivales.

El respeto hacia los equipos tanto en el campo de juego, como en las tribunas fue el marco ideal para que los chicos jueguen y valoren a sus compañeros y rivales.